Al amigo que se va

Por Mauro J. Gutiérrez

Hace unos días me enteré por las redes sociales de la partida de un gran amigo; el doctor Jorge Hernández Moctezuma.

Lo empecé a tratar en forma personal en el año 1992, cuando regresé a esta “tierra prometida”, a nuestro San Felipe por el que desde su trinchera luchó fervientemente.

Partió al descanso eterno el Dr. Hernández Moctezuma el pasado miércoles 27 de noviembre, que fue político activo (y eso sí me consta), según la nota publicada por este medio y dice ahí que es egresado de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

La verdad yo siempre lo conocí, desde 1992 como el “Dr. Hernández Moctezuma”.

Narra la mencionada nota de sus muchas facetas como persona activa en la sociedad y en la política, porque siempre tuvimos claro y coincidimos él y yo que debíamos de ser personas que nos interesáramos y que participáramos en los cambios para bien de nuestra sociedad. 

Desde siempre se interesó por la lectura de nuestro medio de comunicación e inclusive ha sido  nuestro constante distribuidor de Periódico TiempO en su farmacia por todo el tiempo de vida de este Informativo, dicho sea de paso 28 años.

Pero junto al Dr. Jorge siempre estuvo su gran mujer que es Maricruz, con quienes coincidimos en el servicio como Consejo de Cruz Roja, Tanto el Dr. Jorge y Maricruz como quien esto escribe y mi esposa Juany, e inclusive fue precisamente en su local de la esquina de Pino Suárez y 16 de septiembre donde tomamos posesión dentro de ese consejo.

Fueron muchas las facetas que le conocí al Dr. Hernández Motezuma, pero sobre todo su inigualable “don de gentes”. Siempre con un trato amable, respetuoso hacia sus pacientes, hacia sus amigos y hacia sus familiares.

Pero siempre argumentando sus motivos y sus razones para que San Felipe y los Sanfelipenses lográramos mejores formas de convivencia y de vida.

Seguramente no es correcto decir somos muchos quienes le reconocemos su forma de vida, su visión y su misión, porque sería más correcto decir que somos TODOS los que le conocimos quienes hoy le rendimos un merecido reconocimiento y un homenaje póstumo a ese amigo que nos deja adelantándose un poco en el camino.

Doctor; la mejor huella que nos legas hoy en tu partida es tu gran familia que forjaste con el día a día junto con tu esposa Maricruz y este San Felipe epor el que siempre luchaste. ¡que estés al lado de quien Todo lo puede y en quien siempre confiaste!, ¡hasta siempre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *