CON IDEAS DE DICTADOR

La administración actual, del gobierno de la 4ª Transformación, del presidente López Obrador, tiene las características de un Dictador; ya que no admite réplicas, ni acepta opiniones o sugerencias de nadie; y cuando lo cuestionan que algo anda mal, contesta que son calumnias de sus enemigos, porque el tiene otros datos. Y son los únicos que tienen validez.

A un año de su administración, las cosas están peor que antes en algunas áreas, tales como la inseguridad, ya que no hay seguridad ni en la propia casa; sin embargo, para el presidente en turno, todo es bienestar y felicidad. Que les pregunte a los familiares de los secuestrados y a todos o que han sido extorsionados para ver si son felices, que les pregunte a todos los que no pertenecen a MORENA haber si son felices con el actuar de tanto funcionario INEPTO y CORRUPTO que hay en algunos Agentes Ministeriales, Jueces y Magistrados que dejan en libertad a tantos criminales, y olvidándose de las víctimas y de la ciudadanía que es la que les paga sus jugosas quincenas salariales.

El gobierno de López Obrador, tiene una policía de brazos caídos; ya que la órden es no reprimir a nadie, no importa lo que estén haciendo; por eso humillan al ejército, y la policía tiene que bajar sus armas para no lastimar al delincuente. Una cosa es la represión, y otra muy distinta es aplicar la ley a quien la viole. Los delincuentes ya se dieron cuenta que el gobierno está de su parte; por eso hay una inseguridad por todos lados, que ya no se puede estar tranquilos en ningún lado, tal parece que vivimos en un país sin leyes y sin justicia.

El presidente López Obrador, atiende y recibe a sus aduladores y a quien le levanta el brazo; pero a los que no están de acuerdo con su política, los ignora y no los toma en cuenta; porque para el, todo el que piensa distinto a él, es conservador, es neoliberal y corrupto; y lo único que es sensato y legal; es lo que él piensa y opina. Ojalá se ponga las pilas al derecho y actúe en beneficio de todos los mexicanos y no sólo pasa sus aduladores, ya que en un país democrático todos somos iguales y todos cooperamos para su sostenimiento, no importa el color que sea; y que no haya distinción entre unos y otros.

Hay un dicho popular que dice: La iglesia nos quiere fanáticos y los gobiernos nos quieren ignorantes y sobre el segundo caso, les narro la forma en que algunos ciudadanos votan para elegir a los gobiernos en tiempos electorales. Unos dicen: Hay que votar por el que sea, lo mismo es uno que otro, todos son iguales; otros dicen: Lo mismo es Perro que Perra, todos muerden; y algunos otros dicen: Yo siempre coto por la banderita; y algunos fanáticos de hueso colorado dicen; si a mí me ponen un perro por mi partido preferido, por ese he de votar. Como ven amables lectores, esa es la forma de votar de algunos ciudadanos; y es la única vez que el voto vale lo mismo de la persona más ignorante del planeta, que el voto del más preparado académicamente; ahí no hay ninguna diferencia entre uno y otro.

El arribo al poder de López Obrador, era necesario; primero, para que el corrupto PRI y el ambicioso PAN, se dieran cuenta del hartazgo que había del pueblo hacia ellos; y el segundo, para que la ciudadanía se de cuenta que en política no hay en quien confiar. ¿Pero qué pasará al finalizar el gobierno de la 4ª transformación de López Obrador? ¿Volverá el corrupto PRI, o el ambicioso PAN? Porque los pocos panistas que ocuparon puestos de primer novel, demostraron que lo que querrán era hacer fortuna; ahó está el caso del panista Guillermo Padrés; o el caso del panista Emilio González Marques, gobernador de Jalisco; cuando dijo que la opinión del pueblo le importaba un comino, y varios otros cortados con las mismas tijeras de gobiernos corruptos y prepotentes. ¿Habrá alguno que merezca el voto del pueblo para un verdadero cambio en beneficio de la ciudadanía? ¿O seguiremos viviendo de esperanzas e ilusiones? Eso sólo Dios lo sabe.

Respetuosamente

Rogelio Rodríguez S.

San Felipe, Gto. diciembre de 2019 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *