EL PODER, LOS VUELVE SORDOS Y CIEGOS

Después de una breve pausa, por motivos muy especiales, volvemos a las andadas.

A la mayoría de los políticos que se convierten por medio del voto popular en servidores públicos; les llega la SORDERA y la CEGUERA. Cuando están fuera del poder, todo ven y oyen, pero cuando logran el puesto que con tanto ahínco buscaron; es cuando quedan sordos y ciegos, ya no oyen ni ven nada.

En los actos teatrales de las mañaneras, el presidente López Obrador, presume mucha Seguridad y un Bienestar del pueblo, y que en su gobierno no hay impunidad, y que la ciudadanía está muy contenta y FELIZ FELIZ. Y es ahí en donde entra la SORDERA y la CEGUERA; ya que después de ver y oír lo que pasa a lo largo y ancho de la república, es el único que no ve tantos asesinatos, secuestros, extorciones; y lo poco que ve, lo quiere resolver con FUCHIS y GUACALAS.

Que alguien le diga al presidente López Obrador que ya baje de la nube en que se encuentra y baje a ver la realidad de lo que pasa en éste país que se llama TIERRA; conocido en todo el mundo como México. Hay funcionarios que les debería dar vergüenza, cuando presumen riqueza; tal es el caso del Secretario de la CFE Manuel Bartlet, cuando dice que su riqueza la a hecho a base de trbajo; ya que a ocupado varios cargos dentro de la administración pública; ya que fue Gobernador, Diputado, Senado y a estado en varias Secretarías, y cómo él hay una centava de Exgobernadores y funcionarios públicos corruptos que lo único que han hecho, es tener al país con una deuda pública impagable a corto plazo; vergüenza deberían tener para presumir lo mal habido.

Tampoco en los demás partidos hay blancas palomitas; porque a la mayoría de ellos, el bienestar del pueblo les importa un comino; en la actualidad, los que no pertenecen a Morena, se quejan por el recorte presupuestal que hubo a los estados; pero nadie demuestra que buscaron el puesto para servir al pueblo; porque los sueldos que se asignan, empezando por los Regdores, Presidentes Municipales, Diputados y Senadores y demás funcionarios públicos, tienen sueldos que no merecen; pero nunca han propuesto la reducción y privilegios que se asignan y que están muy lejos de merecer por el pésimo servicio que le dan a la ciudadanía.

Si realmente les interesara el bienestar del pueblo, deberían reducirse el 50% de lo que se asignan, y aún así, quedarían muy por encima de lo que gana la clase productiva, y pretender seguir endeudando al pueblo con nuevos prestamos, pero eso no lo ven; porque sus sueldos sin intocables. El argumento que dan la mayoría de ellos, es que tienen títulos académicos; pero deberían tomar en cuenta, que estos títulos los lograron con el dinero de todos los mexicanos; ya que las Universidades, están subsidiadas con el impuesto que todos pagamos vía impuestos.

Mientras la clase obrera y productiva tiene sueldos de sobrevivencia, que oscila entre los 8 mil y 9 mil pesos mensuales, los mejor pagados, compárenlos con los sueldos de los funcionarios públicos de: regidores que la mayoría tiene y son sueldos más bajos que son como mínimo de: $30,000.00 pesos mensuales, y demás funcionarios que se asignan más de: $100, 000.00 y hasta $200,000.00 pesos mensuales, se darán cuenta que a todos esos funcionarios, el bienestar del pueblo jamás les ha importando; ya que los hechos así lo demuestran.

¿Creen amables lectores, que con FUCHIS y GUACALAS, todos esos grupos antisociales, vana cambiar y a portarse bien en beneficio de la población? Eso es infantilismo puro, cuando llegan al poder y aparece la SORDERA y la CEGUERA.

Respetuosamente 

Rogelio Rodríguez S.

San Felipe, Gto. diciembre de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *