ENDEUDANDO AL PUEBLO

Con el recorte presupuestal que está haciendo el gobierno federal; o sea, el presidente López Obrador, a los estados; para algunos gobernadores y presidentes municipales, no les afecta gran cosa para seguir presumiendo que todo lo hacen para que el pueblo viva mejor. Ya que varios funcionarios públicos, tienen en la cabeza, la intensión de seguir endeudando al pueblo. Tal es el caso del gobernador de Guanajuato de pedir un préstamo por $5,000’000,000.00; y el presidente de Dolores Hidalgo y algunos otros, que tienen en la mente, pedir prestamos por más de $120’000,000.00 para seguir presumiendo que todo lo hacen por el bien de la ciudadanía. 

Son tan expertos para endeudar al pueblo, que todo eso lo saben hacer muy bien, saben que su tiempo es corto y cuando terminan su periodo, se van tranquilos y dejan al pueblo que pague lo que otros aprovecharon; y cuando hacen alguna obra, siempre presumen y dicen: El gobierno dio para esto, dio para aquello, y así siguen presumiendo que el gobierno da. El gobierno del color que sea, jamás da algo, porque todo lo que hace, es con dinero del pueblo que paga por todo lo que tiene o hace. 

Tampoco el presidente López Obrador, a pesar de los diferentes programas sociales, no está dando nada; está devolviendo algo de lo mucho que los gobiernos anteriores le quitaron a la ciudadanía; ya que de cada peso que usted paga de impuestos, el gobierno devuelve para obra pública, 0.06 centavos, y el resto es para pagar los exagerados sueldos y todos los privilegios que tienen todos los que pertenecen a la abultada burocracia y el nepotismo. ¿Pero qué es nepotismo? Nepotismo es: El abuso de quien ostenta un cargo público, y lo utiliza para conceder puestos, prebendas o beneficios para parientes o amigos; cosa muy común en el sistema político mexicano; que con ese sistema, muchos no saben lo que es vivir en la pobreza. 

Y siguiendo con el tema de los funcionarios públicos, el presidente López Obrador, está dejando muchas dudas; porque con 6 meses en el poder, y tener mayoría en la Cámara de diputados, legisladores no tienen intención de modificar el sistema penal acusatorio para evitar que los que detienen por algún delito, entren por una puerta y salgan por la otra exonerados de toda culpa; y que varios funcionarios públicos corruptos conocidos popularmente como de cuello blanco, sigan gozando de completa libertad, a pesar de tantas pillerías que hicieron en perjuicio de la población. 

¿Será que el gobierno actual, está gobernado al estilo PRIMOR, solapando y protegiendo a los amigos del sistema, que discretamente pertenecen al mismo bando? Porque con 6 meses en el poder, hasta la fecha no hay un solo delincuente detenido de los tantos que endeudaron al país, que en las propias palabras del presidente López Obrador, la deuda federal es de: Más de 10 billones de pesos, y la deuda de PEMEX , es de: 10 mil millones de dólares, por o que cada año de pagan 21 millones de dólares de intereses; y los que las provocaron viven tranquilos y felices. 

Ojalá que el gobierno actual, aplique la ley a tanto delincuente; y que el caso Lozoya y compañía, no sea una cortina de humo para desviar la atención de todo lo que está pasando, y que no se haga lo que han hecho los gobiernos anteriores que  los encarcelan un corto tiempo, y al final quedan exonerados de toda culpa y se van con los bolsillos llenos de dinero; casos como el de Raúl Salinas de Gortari, Elba Esther Gordillo y muchos otros que se siguen exhibiendo en lugares públicos como blancas palomitas, que se ven tan tranquilos, como si todo lo que hicieron fuera un honor haber hipotecado al país para su propio beneficio;  porque mientas no modifiquen el sistema penal acusatorio, seguiremos viendo TEATRO; caso de la ex diputada Bárbara Botello, que duraron más de 2 años perdiendo el tiempo en acusaciones, y en pocas horas quedara en libertad; ya que los delincuentes de cuello blanco, cuentan con todo a su favor como son las leyes que los legisladores se niegan a modificar, pues saben que si las modifican, serán ellos los afectados, y todo eso es positivo para que los abogados se conviertan en cómplices de los delincuentes, que sabiendo que son culpables, los defiende a capa y espada para que queden en completa libertas. 

Respetuosamente 

Rogelio Rodríguez S. 

San Felipe, Gto. Junio de 2019 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *