Festejan el Día del Migrante

Acuden migrantes en peregrinación a la Ermita de San Miguel Arcángel y se realiza la tradicional bendición de sus vehículos. 

Por Saúl Medina.

San Felipe, Gto. – En un ambiente de gran alegría, con la imagen de la Virgen de Guadalupe, música, globos y flores, migrantes sanfelipenses recorrieron la Calzada de San Miguel para acudir a la Ermita de San Miguel Arcángel a celebrar el Día del Migrante. 

El recorrido que inició en la Glorieta al IV Centenario de la Fundación de San Felipe (Monumento del Indio), la mañana del pasado jueves 26 de diciembre del presente año, recorrió la Calzada de San Miguel, para concluir en los terrenos del Castillo de San Miguel, en donde se ubica la Ermita; y los asistentes fueron recibidos por el Señor Cura de la Parroquia de San Miguel Arcángel, Rodrigo Monjaras Salazar. 

Al concluir el recorrido se celebró la Santa Misa, oficiada por el Señor Cura Rodrigo Monjaras Salazar, destacando en su homilía mencionó “todos tenemos familiares lejos de nuestra casa, de nuestra tierra y sabemos lo que esto significa; aquí la palabra de Dios en Jesucristo, se refiere a la opción que se tiene que dar en torno a la fe con Cristo. Pero también sabemos que en la vida se tienen que dar muchas opciones en torno a las necesidades, porque qué es lo que nos hace dejar nuestra casa, nuestra tierra, nuestras familias; no es solamente la fe, esto puede aplicarse para quienes decidimos seguir a Cristo en torno a la fe consagrados, sacerdotes, religiosos y más aún misioneros que nos volvemos de repente nómadas de aquí para allá, de un lado para otro, que no dejamos nuestras raíces sedentarias del lugar de donde somos, donde nacimos, donde dejamos todo”. 

Agregó “cuántos de Ustedes hermanos han tenido la experiencia de tener que dejar y no es nada fácil; triste para un esposo que sabe que tiene que dejar a la esposa y a los hijos, si ya tiene a la familia para ir a buscar un futuro mejor, para ofrecerle una vida más grata, pero que trabajoso y que complicado, cuando a veces no tenemos bien firme lo que sabemos o no estamos convencidos de lo que queremos, o lo que sabemos debemos alcanzar; que triste que se tenga que exponer y perderse”. 

“Hoy Jesucristo habla de una Cruz, el que no quiera seguir y tomar su Cruz y seguirme no puede ser mi discípulo; y cuántos con la confianza y la esperanza se cargan una Cruz y empiezan un caminar un peregrinar, cuántas cruces han quedado por ahí en el camino pérdidas, tiradas, regadas, destruidas. Es incierto el ir y venir de quienes como Ustedes se aventuran día a día a esto”, dijo Monjaras Salazar. . 

Añadió “toda la zona del norte de la diócesis, y del Estado de Guanajuato, la mayoría de los guanajuatenses sabemos que se suscita la migración y también ya no se regresa se pierde, se van por querer ganar y lo pierde todo. No se tiene bien convencido, bien definido qué es lo que queremos alcanzar. Cuando un esposo se va, debe irse con toda la intención, conciencia y la convicción de decir ‘me voy pero volveré, me voy por Ustedes, volveré con Ustedes’; porque aquí es muy común no saber si volverá”. 

“Me decía el otro día un esposo de un matrimonio, me desacostumbre a vivir con mi familia, tenía 20 años de casado, me iba casi todo el año, regresaba una o dos veces al año, y cuando quise volver ya era tarde, mi esposa se desacostumbro a mí, porque la descuide mucho y terminaron separados y a veces eso es a lo que se acaban exponiendo”,señaló el Señor Cura. 

Para finalizar los invito a no olvidarse de lo que aquí tienen y que allá nunca se olviden de lo que aquí está en gracia de Dios, y les deseo una feliz estancia y un retorno sin contratiempos a su lugar donde residen”. 

Al concluir la misa fueron bendecidos los vehículos de los migrantes, por el Señor Cura Rodrigo Monjaras Salazar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *