¿HABRÁ QUIÉN LES CREA?

Después de ver, y sufrir las consecuencias de lo que han hecho la mayoría de los políticos que han ocupado el poder público, ¿Habrá alguien que crea en ellos? Porque después de la estrepitosa derrota que sufrieron todos los partidos políticos de mayor edad; tales como el corrupto PRI y el PAN, aún tratan de brotar de las cenizas, para volver a lo que antes fueron; los amos y señores del poder y el dinero.

Hay un nuevo caso que busca por todos los medios, llegar a lo más alto en cusscuión política; es el caso de la innombrable y corrupta, la profesora Elba Esther Gordillo, la que engañó a todo el mundo haciéndose la mártir y enferma, mientras estuvo detenida, que la mayor parte del tiempo estuvo internada en un sanatorio con cargo al Erario Público; pero en cuanto quedó en libertad, le volvió la salud y la enfermedad que fingió tener, desapareció por completo y salió con nuevos bríos para recuperar los privilegios y el poder de los que tanto gozó; y ahora trata de formar su nuevo partido político, llamado, Redes Sociales Progresistas.

¿Será posible, que el pueblo siga creyendo en los partidos políticos, después de ver cómo está la situación? Porque a pesar que el presidente López Obrador, presume tanto progreso y bienestar, las cosas cada día están peor, pero eso el no lo acepta; porque el siempre tiene sus propios datos. El presidente, en sus números teatrales de las mañaneras, siempre presume que en su gabinete todos sus funcionarios son íntegros y honestos; Integros tal vez lo sean; ya que no se ven con defectos físicos a la vista; pero en Honestidad quedan muchas dudas; y para muestra, están los siguientes casos: ¿Se acuerdan, amables lectores, de la secuestradora francesa? Se dieron cuenta que quedó en libertad, con el voto a su favor de Olga Sánchez Cordero, que en ese tiempo era la magistrada de la Suprema Corte? Y hoy es la flamante Secretaria de Gobernación; otro caso más, es Marcelo Ebrad, en la corrupción de la línea 12 del Metro, en el DF hoy Ciudad de México; pero ya sabemos que cuando hay cambio de gobierno, y queda el mismo partido, nunca se persigue a nadie y todo queda entre cuates y hoy es el flamante Secretario de Relaciones Exteriores; otro caso más, el fugitivo Napoleón Gómez Urrutia,, acusado de fraude millonario; que López Obrador lo hizo Senador para tener impunidad política; tiene entre sus filas a los Bejarano, aquel que hacía fajos de billetes para llenar la mochila; otro caso más, tiene a Manuel Bartlet; aquel que se cayó el sistema en la elección de Carlos Salinas de Gortari; y hoy es Secretario de la CFE y que decir del Gobernador de Baja California, del partido de MORENA, que hizo campaña para la gubernatura por dos años, y cuando logra el anhelado triunfo, lo alarga por cinco años y muchos otros casos más, ¿Verdad que ahí todo es honestidad?

 Tiene entre sus aplaudidores, a todo lo negativo que hay en política; tales como las sanguijuelas que cambiaron de color como los CAMALEONES; como son: El Partido Verde, el Partido del Trabajo (PT), el partido Encuentro Social (PES), y algunos otros que siempre se venden al mejor postor, sin embargo, la gente sigue aplaudiendo al caudillo.

Tantos partidos sin ideología ni principios, solo son una carga más para la ciudadanía, ya que reciben una fuerte cantidad de dinero para sus sostenimiento que en nada benefician al pueblo, solo cuidan sus propios intereses; porque la Honestidad que tanto presumen, está muy lejos de ser verdad. El presidente presume mucho que la deuda eterna no va aumentar, no va aumentar, pero tampoco va a disminuir; ¿Se dan cuenta amables lectores, lo que se puede hacer con dos mil millones de pesos diarios que se pagan de intereses de la enorme deuda? Ustedes tienen la respuesta, amables lectores.

Respetuosamente

Rogelio Rodríguez S.

San Felipe, Gto. Diciembre de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *