LA LEY JUÁREZ

En México, es muy común y normal, aplicar la ley de Juárez que es: A los amigos, benevolencia y justicia; al enemigo y al pueblo, la ley a secas. Y la aplicación de esa ley, a dado como resultado la enorme corrupción que hay en el país; que es el principal motivo de la desigualdad y pobreza que existe en México. Hay una gran cantidad de funcionarios y ex funcionarios públicos acusados de corrupción, pero como son investigados por funcionarios o autoridades del mismo partido político, siempre son exonerados de cualquier delito del cual fueron acusados; ya que siempre cuentan con la complicidad, alcahuetismo y lambisconería de los que pertenecen a su mismo círculo; palabras textuales del presidente López Obrador, cuando dijo que muchos funcionarios estaban rodeados de alcahuetes y lambiscones; ya que al hacer la investigación, siempre ponen a personas que pertenecen al mismo círculo, por lo que es imposible que encuentren un delito por el cual puedan ser juzgados.

¿Se acuerdan amables lectores, de Virgilio Andrade, que investigaba el conflicto de interés de la casa blanca del ex presidente Peña Nieto, que jamás encontró delito? Y lo mismo pasa con algunos funcionarios de MORENA, como el caso e Manuel Bartlett, que quedó exonerado de todo lo que fue acusado, eso era de esperarse, ya que la investigadora pertenece al mismo bando; y hay otros funcionarios de MORENA, que han llegado al poder con la complicidad y alcahuatonería de los que pertenecen al mismo partido; palabras textuales del Presidente López Obrador.

Como ven amables lectores, para que los corruptos sean castigados, es necesario que pertenezcan a otro partido distinto, al que ostenta el poder; porque mientras sean del mismo grupo, nunca habrá culpables; ya que todos los que están en el puesto, y son afines al sistema, siempre serán personas honestas; tales como Jaime Bonilla, el gobernador de Baja California del partido MORENA, que cuando logra la gubernatura, extiende el tiempo por 5 años; avalado por el alcahuetismo y lambisconería de funcionarios ambiciosos de poder; pero hay más que han llegado al poder con el mismo sistema, como Rosario Piedra Ibarra, que logró el puesto con el apoyo de los afines al partido.

Tal vez el presidente López Obrador, no tomó en cuenta cuando dijo que varios funcionarios estaban rodeados de alcahuetes y lambiscones; ya que con esa frase, alcanzó a raspar a gente de su gobierno; como a Manuel Bartlett, Jaime Bonilla, Rosario Piedra Ibarra, Napoleón Gómez Urrutia y varios otros, que quedaron exonerados por alcahuetes y lambiscones.

Y mientras se siga aplicando la ley de Juárez, siempre habrá privilegios para los funcionarios públicos; ya que a ellos no hay ley que los detenga para disponer de los recursos públicos; es el caso de los funcionarios de Cuerámaro, que se aumentaron el 45% su sueldo, y todo aprobado por unos pocos alcahuetes y ambiciosos, que lo único que les importa es su propio bienestar; y se olvidan del pueblo al cual dicen servir.

Hay tanto interés por servir al pueblo, que están brotando nuevos partidos políticos por todos lados; después de los 10 partidos que hay, se está cocinando un nuevo partido político que se llamará, ENREDATE POR MÉXICO, es tan productiva esa empresa, que muchos quieren ser socios de la misma, pues no han encontrado mejor negocio que seguir estafando al pueblo; pues saben que estando en el poder, siempre tendrán a su favor la ley de Juárez, ya que ahí no habrá ley que los alcance.

Respetuosamente

Rogelio Rodríguez S.

San Felipe, Gto enero de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *