Murió empleado de Condumex

Se intoxicó con gases de un generador eléctrico en su hogar en “El Molino”

Por el Equipo de Redacción

SAN FELIPE, GTO.- Un infortunado joven murió a consecuencia de los gases que inhaló mismos que fueron producidos por un generador de electricidad a gasolina, el muchacho era empleado de la Planta de Arneses Condumex de esta ciudad.

El sensible fallecimiento enlutó a prácticamente toda la comunidad de “El Molino de San José” lugar donde tenía su domicilio la víctima de esta tragedia y quienes le acompañaron en su misa de cuerpo presente el pasado domingo 25 de agosto.

Juan Alberto Jasso García de 27 años de edad es el joven que perdiera la vida durante la madrugada del pasado viernes 23 de agosto en su propio domicilio de la mencionada comunidad.

Este muchacho regresó a su hogar luego de trabajar a la 1:30 de la mañana del citado viernes, luego de haber laborado en el turno nocturno de Condumex, empresa para la que prestaba sus servicios.

Al llegar a su hogar en la comunidad de “El Molino” se percató que no había energía eléctrica y que en una habitación se habían reunido tres de sus hermanas de nombre Elvia y Chuyita con 3 hijos cada una y una tercera hermana de la que desconocemos sus generales.

Ante el “apagón” en El Molino registrado ese día por una tormenta eléctrica todas estas personas decidieron encender un generador de electricidad que usa gasolina como combustible y dormir todos en una habitación para “no tener miedo y contar con luz eléctrica proporcionada por el generador.

Como la extensión que utilizaban para el generador de electricidad no alcanzaba, decidieron instalarlo dentro de la habitación y ahí intentaron dormir.

Al arribar a su casa, el empleado de Condumex vio que varios de sus sobrinos y sus hermanas estaban vomitando y con evidentes signos de estar intoxicados por lo que rápidamente los subió a todos a su camioneta y los acercó a esta ciudad de San Felipe donde fueron atendidos medicamente y regresados ya más recuperados a las 4:00 de la mañana.

A eso de las 4:30 toda la familia regresó a “El Molino” y se dispusieron a dormir, Juan Alberto en el mismo cuarto donde estaba el generador y sus hermanas y sus sobrinos en otra habitación.

Además el generador era aprovechado para mantener trabajando los refrigeradores con los que fabricaba paletas de hielo que vendía en esa comunidad y que a causa del “apagón” se le estaba deshaciendo su producto.

Por la mañana, a eso de las 10:00 a.m. su mamá Marcelina García que vive en la cercana comunidad de “El Garbanzo” llegó con el desayuno para su hijo y tocó en la habitación sin que obtuviera respuesta.

Hubo de romper el vidrio para poder entrar a la recámara encontrándolo sin vida tendido sobre la cama y con evidentes signos de envenenamiento por gases. A pesar de ello dieron aviso a Protección Civil de San Felipe, trasladándose con la premura del caso los paramédicos al lugar pero ya nada se pudo hacer por salvar al joven Juan Alberto.

Sus hermanas y sobrinos pudieron sobrevivir al intoxicamiento gracias a la intervención de Juan Alberto que a final de cuentas regresó a la habitación donde el generador le provocó la muerte por dormir ahí.

El cuerpo de Juan Alberto fue levantado aproximadamente a las 5:00 de la tarde del mismo viernes por personal de Servicio Médico Forense y luego de la autopsia realizada en San Miguel de Allende los restos mortales del occiso fueron regresados a sus familiares hasta el sábado a las 3:00 de la tarde.

Su cuerpo fue velado ese día sábado en la comunidad y el domingo sus restos fueron trasladados a la parroquia de San Felipe para una misa siendo acompañado por casi la totalidad de habitantes del lugar.

El “Apagón” duró tres días en “El Molino” restableciéndose la energía eléctrica el domingo pero unos minutos después volvió a quedarse sin servicio de electricidad.

Habitantes de la comunidad que tiene enfermos y que utilizan energía eléctrica para sus equipos médicos están alarmados por la falta de electricidad que pone al borde la muerte a sus pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *