Queja de artesanos foráneos por cobro de espacios

Argumentan cobros de 3 mil pesos por espacios para renta de carpas y tarimas.

Por Saúl Medina.

San Felipe, Gto.- Genera molestia entre artesanos foráneos instalados en el Pabellón Artesanal ubicado en el Jardín Principal, del cobro que pretenden hacerles por haberse instalado en el mismo.

Con la condición de permanecer en el anonimato, comentaron que un artesano que se dedica a la venta de helados, los invitó sin decirles cuál sería el costo, y ya estando instalados 10 a 15 artesanos; les comentó que la aportación sería de 3 mil pesos por artesano.

Mencionando que las ventas han sido pocas y tendrán pérdidas porque casi no acude gente a dichas instalaciones.

El Coordinador de Turismo, Carlos Arturo González Rocha y encargado de la organización del Pabellón Artesanal comentó “el espacio que se les está otorgando a los artesanos es como cada año sin cobro, aquí el detalle es que los mismos artesanos tienen una coordinación; y si te fijas está cambiado lo que es el entarimado, tres carpas que se están rentando, que no son de la Administración Municipal, más bien es el sufragar ese tipo de costos, pero esto fue en coordinación con los artesanos; pero ninguno de los artesanos locales está aportando para ello”.

Y agregó “la coordinación la tienen directamente los artesanos locales, y son los que se encargan de gastos y cobros; realmente de costos no te sabría decir porque la propuesta para este año fue directamente de los artesanos”.

Al acudir con las representantes de los artesanos locales, desmintieron la información del coordinador de turismo y comentaron que ellos son invitados, ya que todos los artesanos locales participantes firmaron un reglamento y entregaron una copia de su credencial de elector a las autoridades municipales, y sólo se encuentran participando como expositores de sus productos; y prueba de ello que algunos artesanos no les otorgaron un lugar para poder participar.

En reunión realizada en la oficina de Desarrollo Económico y Turismo, la tarde del pasado  jueves 26 de septiembre del presente año, en donde se encontraban las representantes de los artesanos locales, el Coordinador de Turismo; así como personal de la Dirección de Desarrollo Económico y Turismo.

El Director de Desarrollo Económico y Turismo, Abraham Salvador Naranjo Sánchez, comentó “cuando se empezó a organizar el pabellón, le solicité a turismo que lo organizará, pero siempre ha habido artesanos foráneos que se quieren instalar en la Feria, y nosotros les hemos dicho que no, ya que la oruga cuenta con ciertos espacios y cierta capacidad; si observas en la parte de la estructura son artesanos locales”.

“Los artesanos llegaron a proponer poner más carpas y estuviera más robusto el pabellón; lo único que hicimos nosotros como Dirección fue conseguir una cotización de cuánto costaría poner una carpa; el señor José nos dijo costaría tanto dinero y ellos dijeron podemos apoyar con el pago de esa parte, y con lo que iban a pagar les iba a echar la mano con el tapizado a todos los demás de la oruga; ya que ellos como artesanos siempre han batallando en temporada de septiembre, son temporadas que siempre hay lluvias y sufren con los charcos e inundaciones, mojándose  los stands y por esa parte lo vimos bien”, expresó Naranjo Sánchez.

Para finalizar, comentó “a mi si me extraña que digan que no, ya que ellos voluntariamente dijeron que lo iban a poner, y es solamente para la estructura; nosotros como Desarrollo Económico, no puedo cobrar por estar en un evento que es público, y no puedo cobrar porque no está en la ley de ingresos”.

Jesús López, artesano que vende helados, mencionó “toda la gente que viene de fuera, se les hizo la invitación y ellos aceptaron, sabiendo de antemano que no había mobiliario y que las condiciones de trabajo no eran las adecuadas y es por voluntad propia que dicen ‘nosotros vamos aportar algo y obviamente no queremos trabajar gratis’; ellos dicen vamos a poner la carpa lo que haga falta y de lo que resulte nosotros hacemos el pago. La cantidad quedó en eso, obviamente los costos no son nada más barato, y no se hacen los pagos al municipio porque se incrementan los costos”.

Para finalizar comentó “el costo entre carpas y tarimas fue de 41 mil 600 pesos, por todos los días que se manejaron; fue de 60 metros cuadrados de madera y se hizo la renta de todo ese equipo; más aparte lo que fue madera, lonas, y luz; y los servicios que se trabajaron en el proyecto; prácticamente salimos al ras con los gastos que aportaron”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *