Se inconforman por actuar de funcionarios municipales

Los hechos ocurrieron en San Bartolo de Berrios, al realizar un alineamiento de terreno

Por Saúl Medina.

San Felipe, Gto.- La señora Guadalupe Reyna Martínez Pacheco, de la comunidad de San Bartolo de Berrios, acudió a la Redacción de Periódico TiempO, a manifestar su inconformidad en contra de personal de la Dirección de Desarrollo Urbano de la Administración Municipal, por haber ingresado a su propiedad sin autorización para realizar unas mediciones de terreno.

De acuerdo a la información proporcionada por la afectada comentó “tengo un juicio desde hace aproximadamente tres años y está en conflicto; de la parte de atrás de mi casa, la detonante fue una barda que tenía alrededor de cuarenta años; en el otro pedazo es una casa que supuestamente son los límites entre ellos y yo”.

Agregó “fue el topógrafo a medir y pienso yo que dijeron aquí es la oportunidad; y me avisaron el jueves pasado que mi papá les había robado cierta cantidad de terreno, que eran entre 20 y 25 centímetros y al final se va cerrando siendo 6 centímetros; yo les explique que el abogado de la Defensoría en materia civil de Gobierno del Estado, les podía explicar, pero me ignoraron”.

“El jueves el Delegado de la comunidad me dijo que tenía que estar a su disposición el viernes, porque me iban ir a medir lo que se les llama los Ejidatarios”, mencionó la afectada. 

Mencionó “esperaron a que llegara el viernes en la tarde y empezaron a medir en mis cimientos, poniendo varias marcas y enfrente de mi casa pusieron unos clavos y una línea con lápiz, para el sábado en la mañana los señores se subieron brincaron a mi barda y me dijo el señor que él tenía orden del delegado municipal y autoridades ejidales de tumbar; llamé a la policía para que tomara un parte informativo”.

“El viernes 4 de octubre, vine a San Felipe, y acudí a la Dirección de Desarrollo Urbano, y me dijeron que el Delegado no podía darle tierra a las personas y que por eso hay un proceso y el delegado no tiene esa autoridad” remarcó Martínez Pacheco.

Expresó “el lunes 7 de octubre, alrededor de la 1:30 de la tarde, mi niña de cinco años, me dice ‘hay gente dentro de nuestro patio’, yo le hablé al albacea, lo topé por suerte, y era personal de la Dirección de Desarrollo Urbano; de donde está mi cimiento hacia dentro de mi casa era menos de un metro, de ahí estaban tomando fotografías a libre de todos”.

“Los límites son los límites y ellos estaban dentro de mi casa, le pregunté al señor ¿por qué se metió? Y nada más se rió, y me dijo ‘es fácil, se me hizo fácil’, le dije asustó a mis hijos. Posteriormente una de las personas de Desarrollo Urbano, les dijo a mis vecinos que ellos podían contratar a un topógrafo y ponerle las medidas donde fueran y ahí tumbar”, reiteró la afectada.

Para finalizar mencionó “yo exijo que se respete, ya que yo estoy acatando lo que la ley diga en mi juicio, ellos también deben tener el suficiente tiempo para solicitar información”.

El Director de Desarrollo Urbano, Francisco Javier Ibarra Manzano, comentó que dicho conflicto es entre particulares y su personal acudió a dicho predio por una solicitud de uno de los dueños en conflicto, para realizar un alineamiento de terreno, desconociendo que existiera un juicio, ya que el solicitante no lo expresó al realizar la solicitud ante la Dirección.

Y mencionó que el pasado viernes se presentó a la Dirección, la señora Guadalupe Reyna Martínez Pacheco, para manifestar su molestia por lo sucedido a principios de la semana pasada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *