¿Te sientes triste? Lee esto.

Por David de Jesús Silva Mares.  

¿Te sientes triste? Es normal sentir tristeza, hasta el ser humano más dichoso pierde en ocasiones la alegría. Hay veces que pareciera que nadie te entiende, que a nadie le importas. Aunque te sientas mal, tienes que dar tu mejor cara, el mundo nos ha enseñado que la gente siempre sonríe, debes hacerlo, porque es un mandamiento, porque aunque la vida te trate mal debes de sonreír, pase lo que pase, pero esto sólo es una máscara, un engaño a ti mismo.  

Nadie te escucha, hasta los que creías más incondicionales se han ido o al menos están lejos, que hasta el mismo Dios pareciera que calla, ¿Por qué me has abandonado justo cuando más te necesitaba? 

La vida en ocasiones es difícil, vienen temporadas donde todo se complica, se ve el camino obscuro. Aparece la frustración, los planes que tenías no se concretaron, los sueños rotos a pedazos, esperanzas falsas que se suman a otras tantas.  

Te persigue, persigue a tu misma sombra, realmente hay ocasiones donde llega la tristeza, y pareciera que no se irá nunca, que será un inquilino eterno. Están los problemas, las preocupaciones, viene la enfermedad, el abandono, el fracaso, e incluso la mentira, la soledad es la única acompañante.  

No debes llorar, porque los valientes no lo hacen, porque no cambiará nada, porque todo seguirá igual, porque eso te hará ver débil ante una sociedad donde el más fuerte sobrevive.  

Sin embargo, créeme, realmente existen los que se preocupan por ti. Si te sientes sólo, entonces no te alejes más, hay personas buenas en este mundo, porque de lo contrario, la raza humana se hubiera aniquilado a sí misma. Llora si es necesario, fuerte si así lo amerita, porque el escuchar tu propio llanto es una canción que tranquiliza y desahoga.  

Tranquilidad, nada es para siempre, aunque así lo parezca, todo pasa tarde o temprano.  

El fracaso, la frustración, es parte de la vida, sólo aprendes a caminar cayéndote, golpeándote y levantándote, porque cada derrota puede ser la puerta a muchas victorias.  

Todos hemos sentido tristeza, es prueba que eres humano, que sigues vivo, y si Dios se calla, grítale que se despierte, que la barca se hunde y que sin Él terminas al fondo del mar inmenso.  

No lo puedes todo, eres humano, por lo tanto pide ayuda si lo necesitas, a tu familia, a los amigos, la pareja, un profesional de la salud mental o espiritual, hay personas capacitadas para iluminar el camino.  

Y cuando la tristeza se vaya, porque lo hará no tengas duda, entonces no te olvides de los tristes, de los abandonados, de los olvidados.  

dajesu11@hotmail.com  

Businessman Thinking on Steps Paris, France

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *