TERAPIA OCUPACIONAL

Por Fabiola Luna

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la terapia ocupacional está definida como “el conjunto de técnicas, métodos y actuaciones que, a través de actividades aplicadas con fines terapéuticos, previene y mantiene la salud, favorece la restauración de la función, suple los déficit invalidantes y valora los supuestos comportamentales y su significación profunda para conseguir la mayor independencia y reinserción posible del individuo en todos sus aspectos: laboral, mental, físico y social”

¿QUÉ ES Y A QUIEN VA DIRIGIDA?

Este tipo de terapias se ocupa prácticamente para ayudar a las personas durante su vida a participar en actividades de diferente índole, actividades diarias (ocupaciones), y generalmente esto va dirigido a personas con alguna discapacidad o personas con algún problema que interfiere en su desempeño diario, por ejemplo, niños para ayudarlos en la escuela o desarrollo social. También puede estar dirigido comúnmente con personas de la tercera edad que experimentan cambios físicos y cognitivos.

FORMA DE APLICACIÓN DE LA TERAPIA

Es importante que, para aplicar terapia ocupacional, debes poner atención a dos aspectos importante que se recomendarían pasar para aplicar de manera adecuada y son:

Centrarse en el paciente. Y lo que se pretende aquí es que la persona tenga el control sobre su vida, pues la persona debe participar activamente durante el proceso terapéutico.

Centrarse en la ocupación. En la terapia la ocupación es fundamental, por lo que es necesario ayudar al paciente a ocuparse en actividades que el valore, evaluando las prioridades del paciente y los intereses, lo anterior para que el paciente nuevamente encuentre su identidad.

FUNCIONES DEL TERAPEUTA:

  • Evaluación e intervención de los problemas de integración sensorial.
  • Valoración funcional.
  • Entrenamiento en Actividades diarias e instrumentales.
  • Adaptación/Readaptación funcional.
  • Estimulación y reeducación cognitiva.
  • Estimulación e integración sensorial.
  • Valoración, diseño y entrenamiento de órtesis y productos de apoyo.
  • Entrenamiento en el uso de prótesis.
  • Adaptación al hogar y del puesto de trabajo.
  • Orientación/reorientación laboral.
  • Preparación para la vuelta a la ocupación o al desarrollo de actividades significativas.
  • Asesoramiento en ocio y tiempo libre.
  • Adaptación de actividades.
  • Terapia de grupo.

CAMPOS DONDE PUEDE INTERVENIR EL TERAPEUTA:

  • Discapacidad física e intelectual.
  • Deficiencias cognitivas y sensoriales.
  • Cuidados paliativos.
  • Oncología.
  • Salud Mental.
  • Geriatría.
  • Pediatría.
  • Intervención comunitaria.
  • Educación.
  • Docencia.
  • Investigación.
  • Práctica privada de la profesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *